EL TOSTADOR: PAPEL CLAVE EN LA CADENA DE PRODUCCIÓN



Tras ser preparado e importado a los países consumidores, el café debe ser tostado para convertirse en un producto apto para el consumo, momento en el que se vuelve indispensable la figura del tostador de café en la cadena de producción.

Gracias a los conocimientos del tostador sobre la materia prima y las variables que afectan al proceso tueste, podemos obtener bebidas con perfiles excepcionales y muy variados. Además el tostador es, en gran medida, responsable de la difusión de la cultura del café, haciendo que todo el trabajo previo que se realiza a lo largo de la cadena llegue al consumidor final.





Las funciones del tostador de café


Durante el proceso de tueste el grano de café sufre multitud de transformaciones químicas que deben ser controladas por el tostador con habilidad para que, como resultado de esta elaboración, se ensalzen las cualidades que el grano adquirió durante su cultivo y procesado. Interpretar y ejecutar correctamente todas estas transformaciones determinará la calidad del resultado.

 

CONTROL DE CALIDAD
 
El trabajo del tostador comienza eligiendo aquellos lotes de café verde que cumplen con sus expectativas de calidad.

Para ello, el tostador cuenta con conocimientos sobre cata de café, lo que le permite identificar los matices sensoriales que alberga cada lote y potenciarlos durante el desarrollo del tueste. Conoce sobre orígenes, procesos, variedades... y, de igual modo, sobre atributos de fragancia, sabor, cuerpo, acidez... para medir con exactitud el resultado de un tueste o para alcanzar un perfil determinado partiendo del estudio de la materia prima.




CONTROL DEL TUESTE

 

El tostador controla todas las variables que intervienen en el proceso de tueste: variedad, tamaño, densidad del grano... pero también temperatura de carga, progresión de la temperatura, flujo de aire... aplicando métodos que aseguren la obtención de los mejores resultados para cada lote con el que trabaja.

Cada tostador desarrolla sus propias técnicas con el fin de resaltar todas las cualidades del grano, aportando su toque personal en cada elaboración.

Además, en función de los usos que posteriormente se le darán a ese café, aplica curvas de tueste adecuadas a cada método de extracción, conociendo las características que resultan de cada tipo de tueste y pudiendo obtener diferentes resultados a partir del mismo grano.

 


CONOCIMIENTO DEL SECTOR Y DEL MERCADO

 

En multitud de ocasiones el tostador es el eslabón previo al consumidor final. Elabora la materia prima y la prepara para su venta en el mercado, manteniendo en todo momento la trazabilidad de los lotes.

Sus conocimientos sobre mercados, distribución, ventas... son indispensables para que el producto llegue al fin de esta cadena.

DIFUSIÓN DE LA CULTURA DEL CAFÉ

 

Como conocedor de toda la cadena de valor del café, el tostador lleva a cabo habitualmente una importante labor de difusión de toda esta cultura, poniéndola al alcance del consumidor.

Gracias a la gestión y control de la trazabilidad que se efectúa a lo largo de toda la cadena, el consumidor puede conocer no sólo el país, sino la región, la finca o la historia del productor que cultivó ese café en origen, aportando así un gran valor al consumo de este producto.




El tueste del café es, por tanto, un proceso esencial dentro de la cadena de producción, pues convierte el grano de café verde en un producto válido para el consumo. Pero su mayor valor reside en la capacidad del tostador para equilibrar los aromas y sabores que el grano desarrolló dentro de la cereza, influyendo de este modo en el resultado final de la taza y consiguiendo resaltar las mejores cualidades de cada lote.



VOLVER AL BLOG DE XORXIOS
CONTACTO

Tlf. 629 198 613

E-mail:info@xorxios.com

Bajada a Playa Camposancos, s/n
36788 A Guarda (Pontevedra)
ESPAÑA

NEWSLETTER

Reciba nuestras novedades sobre café de especialidad


Aviso Legal           Política de Protección de Datos           Política de Cookies

2021 © Xorxios S.L.