CAFÉ DE COLOMBIA: SEÑA DE IDENTIDAD



Colombia es actualmente el tercer mayor productor de café a nivel mundial y el mayor productor de café arábica lavado. En 2021 cerró su producción de café verde con 12,6 millones de sacos de 60 kg.

El café es, por tanto, una importante fuente de ingresos para el país pero, para los colombianos, el café forma parte, además, de su identidad nacional y son muchas las familias colombianas cuya forma de vida gira en torno a este producto.




Existe una leyenda que cuenta que la proliferación del cultivo de café en Colombia se debió a un sacerdote jesuita que imponía como penitencia a sus fieles la siembra de café. Así sería cómo se expandió el cultivo de este producto por todo el país y, sea cierto o no lo que narra la leyenda, lo cierto es que a finales del siglo XIX el café era ya su principal producto de exportación.

A lo largo de los años, Colombia se ha posicionado como un país fuertemente comprometido con la calidad de su café. La Federación Nacional de Cafeteros de Colombia es el organismo encargado de llevar a cabo esta supervisión de calidad, desde su producción en la finca hasta la preparación del grano listo para exportar. A su vez, el centro de investigaciones Cenicafé se encarga de proporcionar a los caficultores apoyo continuo en sus cultivos. Todo ello acompañado de grandes  y reconocidas campañas publicitarias a nivel mundial.


REGIONES CAFETERAS EN COLOMBIA


El cultivo de café en Colombia se concentra principalmente en los valles de la Cordillera de los Andes y de Sierra Nevada de Santa Marta. Son tierras con suelos ricos en nutrientes, lo que  favorece no sólo los cultivos de café, sino también de  otros productos en estas zonas.

A pesar de que Colombia pudiese parecer un país homogéneo en cuanto al perfil de sus cafés por producir sólo arábica y predominantemente cafés lavados, lo cierto es que las diferentes alturas y climatologías de cada región dan lugar a temporadas de cosecha distintas en cada una de ellas y esto, a su vez, a perfiles de taza muy variados.

Zona Norte

En el norte, regiones como Santander, Magdalena o César cosechan su café de octubre a diciembre. Sus cafés son producidos en alturas más bajas y con temperaturas más altas, por lo que su perfil de taza suele presentar mayor cuerpo.

Zona Centro

La zona central del país se caracteriza por presentar dos cosechas anuales.

Regiones como Antioquia, Caldas, Quindío o Risaralda tienen su principal periodo de cosecha de septiembre a diciembre, mientras que su cosecha secundaria o mitaca, como se conoce popularmente en el país, tiene lugar en los meses de mayo y junio.

Por su parte, en las regiones de Tolima o Cundinamarca, la cosecha principal se produce durante los meses de abril a junio, mientras que es en octubre, noviembre y diciembre cuando tiene lugar la temporada de recolección secundaria.

Zona Sur

En la zona sur del país encontramos regiones cafeteras como Nariño, Cauca o Huila. Son regiones más cercanas al ecuador donde, por regla general, el café se cultiva a mayor altura. De este modo, el proceso de maduración es más lento, dando lugar a cafés de mayor acidez y concentración de matices.

En estas regiones, con un único período de cosecha, el trabajo de recolección comienza en abril y se extiende hasta el mes de junio.




Esta gran variedad de alturas y microclimas conforman una de las principales peculiaridades de Colombia como país productor, que es poder ofrecer café recién cosechado prácticamente durante todo el año.


CLASIFICACIÓN Y COMERCIALIZACIÓN DEL CAFÉ COLOMBIANO


La Federación Nacional de Cafeteros de Colombia se encarga de la clasificación y control de todos los lotes exportados. En su compromiso con la calidad, hasta finales del 2015 tan sólo se permitía la exportación del café que cumpliese los parámetros de café Excelso, situación que se modificó a partir de esta fecha.

De este modo, con el objetivo de seguir velando y diferenciando los cafés de alta calidad, estableció una clasificación en función del tamaño del grano. A su vez, la Federación expide certificados para aquel café que clasifica como Excelso, que es el que, además del tamaño requerido, cumple determinados parámetros de humedad, defectos, infestación, olor, color y prueba en taza *.

Así, para la exportación del café colombiano nos encontramos con las siguiente clasificación del grano * :

- Supremo malla 18
- Supremo malla 17
- Extra malla 16
- Europa malla 15
- UGQ malla 14
- Caracol

A su vez, podrá denominarse como café Excelso aquel clasificado como malla 15 o superior y que cumpla, además, con los restantes requisitos antes mencionados.




Colombia es un país comprometido con la calidad de su café, que apuesta por la mejora continua con el objetivo de mantener y superar el nivel de sus perfiles de taza. Prueba de ello es, por ejemplo, el uso de nuevos procesos postcosecha, siempre en busca de esa diferenciación en cuanto a la calidad.

La relación de Xorxios con Colombia comenzó hacia el año 2008 y, desde entonces, hemos compartido vivencias y conocido el día a día del caficultor colombiano de la mano de cooperativas y productores con los que hemos creado relaciones duraderas y de confianza.

Los cafés colombianos destacan por su aroma intenso y un sabor equilibrado y complejo, que gana en matices a medida que subimos en la altitud de finca. El abanico de variedades cultivadas, las diferencias climatológicas de sus regiones y el trabajo con otros procesos postcosecha además del lavado, hacen que pensemos en este origen no sólo como un proveedor de cafés suaves, sino también de cafés muy diferentes en cuanto a perfil sensorial con la calidad como denominador común.

 

 

* Fuente: Federación Nacional de Cafeteros de Colombia



VOLVER AL BLOG DE XORXIOS
CONTACTO

Tlf. 629 198 613

E-mail:info@xorxios.com

Bajada a Playa Camposancos, s/n
36788 A Guarda (Pontevedra)
ESPAÑA

NEWSLETTER

Reciba nuestras novedades sobre café de especialidad


Aviso Legal           Política de Protección de Datos           Política de Cookies

2022 © Xorxios S.L.